Sobre la cocina de inducción

La cocción por inducción es una tecnología avanzada que utiliza bobinas de cobre magnetizadas para calentar directamente sus ollas y sartenes.

Con aplicaciones de cocción residenciales y comerciales, la inducción es una tecnología poderosa y altamente controlable que es más precisa, segura y limpia que las alternativas. La inducción pertenece a tu cocina respetuosa con el clima.

En este video, el chef Mark Duesler del Food Service Technology Center demuestra los beneficios de la cocción por inducción mientras prepara la crepe de chocolate y plátano perfecta.

Eficiencia energética

A diferencia de los quemadores de gas o elementos eléctricos tradicionales, los elementos de inducción o “cocinas”, transfieren el calor directamente a los utensilios de cocina sin calentar la superficie de cocción ni desperdiciar calor en el espacio circundante. Esto hace que la inducción sea mucho más eficiente energéticamente que el gas o la resistencia eléctrica tradicional.

Velocidad y control

Las estufas de inducción brindan un calentamiento más rápido y son más consistentes para alcanzar y mantener las temperaturas deseadas. Ya sea que hierva rápidamente seis cuartos de galón de agua o cocine a fuego lento una salsa a la temperatura adecuada, la inducción sobresale en todas las facetas de la cocina casera.

Salud y Seguridad

Los quemadores de gas son una fuente importante de contaminación del aire interior; la conversión a inducción puede mejorar la calidad del aire en su hogar. Las estufas de inducción también tienen funciones de seguridad integradas: se apagan automáticamente si deja una sartén encendida demasiado tiempo o si la quita de la superficie. Las superficies de inducción también se mantienen frías mientras se cocina, lo que reduce el riesgo de incendio o quemaduras.

Comodidad en la cocina

El derrame excesivo de calor de los quemadores de gas y los elementos eléctricos requiere una amplia ventilación de la cocina para mantener las cocinas frescas, lo que la mayoría de las campanas residenciales luchan por proporcionar. Con la inducción, solo se calienta la olla o sartén para que no se derrame el exceso de calor en el espacio de la cocina. Como resultado, se requiere menos ventilación para mantener la cocina fresca y cómoda.

Limpieza y mantenimiento

Las estufas de inducción usan tapas de vitrocerámica elegantes y resistentes al calor para ocultar y proteger las bobinas de cobre debajo. Estas superficies lisas requieren poco mantenimiento y limpieza. La mayoría de los derrames de comida no se quemarán en la superficie fría, por lo que generalmente basta con limpiar con una toalla húmeda.

Utensilios de cocina

Las ollas y sartenes deben estar hechas de material magnético para que sean compatibles con las cocinas de inducción. Los mejores tipos de utensilios de cocina para inducción incluyen: acero inoxidable (la mayoría de los tipos), hierro fundido, hierro fundido de porcelana esmaltada y acero al carbono. Sostenga un imán en la base de sus utensilios de cocina existentes para verificar su compatibilidad. Los utensilios de cocina hechos de vidrio, aluminio o cobre (sin capas base magnetizadas) no funcionarán con la inducción.

Cuando compre ollas y sartenes nuevas, busque este símbolo de inducción lista:

Instalación

Los electrodomésticos de inducción vienen en una variedad de factores de forma: unidades de encimera de una sola placa, estufas empotradas en el mostrador, estufas, etc. disyuntores de amperios, mientras que una unidad independiente de una sola placa puede necesitar solo 120 V a 15 A. Consulte la hoja de especificaciones del fabricante para conocer los requisitos eléctricos de su modelo y haga que un electricista profesional determine qué puede soportar el servicio eléctrico existente en su hogar.

Recursos adicionales

Para obtener más información y acceder a recursos adicionales, visite: switchison.org

Puede ser elegible para un reembolso si reemplaza una estufa de gas con una estufa de inducción o una estufa. Saber más: bayren.org